Nadia

Werba

París, 1926

Nacida como Nadia Louise Jerusalmim, Nadia Werba es una cineasta y artista plástica. A pesar de su relevancia en el panorama artístico, su nombre no se ha recuperado hasta la actualidad gracias a la labor de restauración de sus cortometrajes por parte de la Filmoteca Española en colaboración con CIMA y con el Instituto Universitario del Cine Español.

Proveniente de una familia judía, sus padres decidieron exiliarse en París y posteriormente en Argentina. Se formó en filosofía y letras en la Universidad de Buenos Aires a la vez que recibió clases de pintura del artista argentino Demetrio Urruchúa. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, regresa a Europa asentándose primero en París para continuar sus estudios de literatura francesa y pintura. Allí conoce al periodista Hank Werba con quien se casa. Después se instala en Italia para profundizar en la técnica mural y de grabado en la Escuela de San Giacomo de Roma. Hank Werba trabajaba con el productor de cine Samuel Bronston y serán quienes introduzcan a Nadia Werba en el mundo del cine. Con ellos, viaja a España donde asiste a los rodajes de King of Kings (Nicholas Ray, 1961), 55 Days at Peking (Nicholas Ray, 1963) o Doctor Zhivago (David Lean, 1965). En Madrid se une al grupo de expresionistas españoles participando en varias exposiciones. Además funda el Grupo Platero de dibujo intuitivo con el que organiza clases y muestras. Representa a España en la Feria Internacional de Nueva York en 1963 y en la Bienal de Venecia en 1964.

Paralelamente Nadia Werba decide dar el salto definitivo al cine dirigiendo varios cortometrajes. A través de una mirada antropológica retrata las fiestas de San Juan de Soria en San Juan del Toro (1965) y el flamenco en Maestros del duende (1966). El foco antropológico de sus documentales se aleja de la visión turística de la España de los sesenta. Dentro del contexto español, se adelanta a nuevas visiones de la no ficción preguntando directamente a los protagonistas sobre su visión de la música pop en Unos chicos y unas chicas (1966). Se fija en la lucha libre en Catch (1967) y dedica Piero Gherardi (1967) al diseñador de vestuario italiano. Con esta obra consigue alzarse con la Concha de Oro al Mejor Cortometraje en el Festival de San Sebastián. Posteriormente rueda en Estados Unidos los largometrajes My Mother, My Daugther (1981) y Eva’s Dream (1982). Se pueden visualizar sus obras plásticas en el Museo de Arte Reina Sofía, en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, en el Museo Ixelles de Bruselas, entre otros.

El foco antropológico de sus documentales se aleja de la visión turística de la España de los sesenta.

Filmografía

1965 San Juan del Toro
1966 Unos chicos, unas chicas
1966 Maestros del duende

1967 Catch
1967 Piero Gherardi

1981 My Mother, My Daughter
1982
Eva’s Dreams